91 429 94 00 info@itadsistemica.com

¿Por qué aumentan las recaídas en verano (alcohol y cocaína) según el modelo Familiar Sistémico?

A través de este post conoceremos qué variables les llevan a las personas a recaer con más frecuencia en el consumo de alcohol y cocaína en el periodo estival (Junio-Septiembre).

Desde el modelo Familiar Sistémico, las personas adictas al alcohol y a la cocaína son observadas desde un punto de vista relacional, dónde los síntoma alcohol o cocaína son  producto de una secuencia circular (No lineal) de intercambios disfuncionales del pasado y/o del presente entre cada uno de los miembros del sistema.

Cuando hablamos de recaída es importante distinguirlo de lapso, caída temporal, desliz, recidiva ya que ésta se entiende como afirma Marlatt (1985) como el retorno a los comportamientos disfuncionales anteriores al tratamiento, los cuales recuperan o aumentan los niveles de consumo.

El verano es un período dónde se realizan múltiples actividades al aire libre, las cuales de forma directa o indirectamente muchas de ellas se encuentran vinculadas desde un punto de vista social y cultural, al consumo de alcohol y de cocaína.

La influencia de la familia en el consumo de alcohol en los adolescentes.

Photo by Rob Bye on Unsplash

“Es de vital importancia hacer una distinción entre las personas que se encuentran en tratamiento y  seguimiento por alguna adicción, de las que no reciben ningún tipo de ayuda profesional”

Llegados a este punto, y  según las variables familiares desde el modelo Sistémico (Itad) se ha podido observar y concluir cuáles son aquellas que aparecen con mayor frecuencia, precisamente en el período estival (Junio-Septiembre) que llevan a la persona adicta a una recaída en el consumo de alcohol y cocaína.

  • Situaciones inesperadas. Ejemplo, encontrar a un familiar o amigo/a que hacía mucho tiempo que no se veía y te invita a festejarlo.
  • Situaciones emocionales de gran sufrimiento. Ejemplo separación, muerte, etc.
  • Situaciones emocionales que producen gran alegría o satisfacción.
  • Un mayor número de abandonos de los tratamientos.
  • Descuidar el plan de tratamiento dejando de asistir a sesiones, rutinas diarias, etc.
  • Los terapeutas no especializados reducen los controles, y se relajan en el seguimiento de los pacientes.
  • Menor supervisión y control por parte de los miembros de la familia.
  • Cambio en el patrón de consumo (alcohol) como por ejemplo ir a una terraza a tomarse una caña, fiestas regionales, etc.
  • Una mayor exposición a contextos que aumentan el riesgo de desencadenar el consumo de la sustancia. Ejemplo, festivales, bares, cafeterías, barbacoas, encuentros sexuales, etc.
  • “Un día es un día y por ello no pasa nada”. (Racionalización que justifica el consumo).
  • Problemas familiares y de pareja.
  • Autoengaño al considerar que se está curado.
  • Excesiva relajación de su condición de adicto “ Me he olvidado que soy adicto”

Se puede concluir que:

Desde el modelo Familiar Sistémico, el alcoholismo o la adicción a la cocaína, son considerados cómo la resultante, de un proceso de disfunción de las relaciones familiares o sociales, las cuales provocan un desequilibrio entre el individuo y el entorno más próximo.

Por ello, ITAD tiene entre sus objetivos de tratamiento prevenir las recaídas de las personas adictas y atender aquellas personas que ya han recaído, cambiando las reglas del juego que mantienen el síntoma alcohol o cocaína y así, de esa manera hacer frente a los diversos problemas que produce el alcoholismo o la adicción a la cocaína tanto en el individuo como en su entorno.

Tras su amplia experiencia en estos últimos 30 años, Itad ha desarrollado un modelo de Tratamiento Sistémico Integral y Personalizado dirigido a ayudar, tanto a las personas que no han podido dejar el alcohol o cocaína por sí solas, como aquellas que lo han intentado con otros tratamientos y han vuelto a recaer.

La particularidad de los tratamientos Itad  es integrar a la familia, pareja o entornos más significativos que están afectados por el problema pero que pueden ayudar a la resolución del mismo.

Eduardo Brik

Eduardo Brik

Médico Psicoterapeuta y Director de ITAD

Eduardo Brik .com

Borja Cuellar

Borja Cuellar

Licenciado en Psicología, Máster en Psicología Clínica.

Autor del Blog “Que piensa un psicólogo”

¿Quieres recibir nuestros artículos periódicamente? Suscríbete a nuestra Newsletter

ADICCIONES

La adicción a los Selfies impide la comunicación auténtica entre las personas

OTRAS ADICCIONES

Dependencia al teléfono móvil (Enfoque Sistémico)

Share This