91 429 94 00 - 615 96 96 50 info@itadsistemica.com

La belleza tóxica

no es belleza

Eduardo Brik, director de ITAD

Eduardo Brik, director de ITAD

Carmen Bermúdez, coordinadora del Área de TCA

Carmen Bermúdez, coordinadora del Área de TCA

Sandra Rodriguez, diseño web e investigación

Sandra Rodriguez, diseño web e investigación

Compartir este articulo a través de:

Eduardo Brik, director de ITAD

Carmen Bermúdez, coordinadora del Área de TCA

Sandra Rodriguez, diseño web e investigación

Compartir este articulo a través de:

Cuando hablamos de belleza tóxica nos referimos a las prácticas que pueden ser dañinas cuando intentamos cuidarnos y mejorar nuestra estética para estar a gusto con nosotros mismos.

Lo que es alarmante de este fenómeno es lo que llega a influir la imagen de un cuerpo perfecto en las redes sociales, y más alarmante aún es que no nos damos cuenta hasta que es demasiado tarde, llegando a producir trastornos psicológicos significativos en un porcentaje importante de la población.
Este bombardeo de imágenes con sus cuerpos perfectos, posturas idílicas, pestañas postizas, cejas perfectamente delineadas y piel de porcelana ha creado unos cánones de belleza imposibles de alcanzar al estar influenciado por un proceso de digitalización. Esto puede generar un conjunto de síntomas psicológicos como la frustración, la baja autoestima, pensamientos obsesivos sobre la imagen corporal, hasta el punto de empeorar o influir en la aparición de ciertos trastornos de la conducta alimentaria (TCA).
Según la Asociación de Estados Unidos, National Eating Disorders Association (NEDA), centrada en el estudio e investigación de los trastornos de la conducta alimentaria, hubo un aumento significativo de los hábitos alimentarios poco saludables y un aumento considerable de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) en jóvenes desde el inicio de la pandemia.

(Changing America, Febrero 2021)

 

Acción – Reacción

Ante esta situación y considerando la influencia que tiene el mundo digital en el aumento de los problemas de la imagen corporal, la búsqueda de una belleza tóxica y el aumento de trastornos de la conducta alimentaria, el Parlamento de Noruega ha aprobado una ley en junio de este año, la cual establece la obligatoriedad por parte de los influencers (personas que suben este tipo de contenido a las redes sociales) de avisar en las publicaciones el uso de filtros, retoques con Photoshop o cualquier otro tipo de alteración estética que utilicen. Esta medida hasta el momento solo afecta a las publicaciones comerciales por la que el influencer esté recibiendo algún tipo de beneficio, pero podrían enfocarse en un futuro también a las publicaciones domésticas.

Por otra parte, Pinterest (una red social aplicada a la fotografía) ha sido la primera red social en prohibir todos los anuncios que contengan texto o imágenes relacionadas con la pérdida de peso, productos para adelgazar, referencias al índice de masa corporal, productos de adelgazamiento (pastillas, suplementos, etc…), procedimientos de adelgazamiento como la liposucción, imágenes de pérdida de peso del tipo “antes y después” y contenido discriminatorio con la apariencia física.

Esta nueva política aplicada a Pinterest busca la aceptación de todos los cuerpos al exigir “body neutrality” (la neutralidad física) queriendo evitar así los problemas relacionados con el físico y la salud mental.

 

Artwork, por el artista visual italiano Dot Pigeon
 

La lucha contra la Gordofobia

  • Toda esta rama de perfección antinatural no ha quedado impune ya que la acción-reacción del opuesto ha dado sus resultados. Hay cuentas que han sido creadas a propósito para combatir esta preocupación, las cuales muestran diversidad corporal y la visibilización de cuerpos no normativos con el fin de que poco a poco puedan desestructurar el ideal de belleza actual.El más destacado hasta el momento es el de Mara Jiménez (@croquetamente), la cual se define a sí misma como “superviviente de TCA y gorda sin tapujos”. Esta influencer crea contenidos sobre la gordofobia, cómo mejorar la autoestima y cómo prevenir los trastornos alimentarios.

 

<<Vi cuantísima gordofobia me rodeaba y la de años que llevaba integrada en mi vida, me di cuenta de las necesidades que tenían las personas de amarse, de verse en un espejo sin culpa ni vergüenza y ahí empezó lo que llaman ‘mi activismo.>> Mara Jiménez,  activista e influencer en Instagram.

 

 

Neo Astarte’, obra del escultor estadounidense

Mitch Shea, director de Escultura en la Academia de Florencia de las Artes

 

El mito de la belleza: cómo se utilizan las imágenes de la belleza contra las mujeres

 

Este libro fue publicado en 1990 por Naomi Wolf. En él nos cuenta que, al aumentar el poder social de las mujeres, la presión que les hacen sentir por alcanzar unos cánones de belleza poco realistas ha crecido de tal manera que estas mujeres practican comportamientos poco saludables y una preocupación desmesurada por la apariencia física en ambos sexos. Esto compromete la capacidad de las mujeres para ser eficaces y aceptadas por la sociedad.

El mito de la belleza explica una relación perversa entre la liberación femenina, el avance de las mujeres y la exigencia de ideales de belleza cada vez más imposibles. El peligro más grande del mito, según Wolf, es que daña su parte más sensible: la autoestima. Esto convierte a las mujeres en personas débiles e inseguras. El mito de la belleza ha funcionado hasta ahora como un dispositivo para mantener a las mujeres en el sitio subordinado que habían ocupado durante siglos. Es necesario aclarar también que este mito de la belleza se ha extendido también a los hombres donde la idea de la perfección corporal es tan dominante que observamos personas que acuden a gimnasios cinco días a la semana durante horas de una manera tóxica y adictiva, con el objetivo consciente o inconsciente de aspirar a un cuerpo perfecto, pensando que así conseguirán una aceptación social plena y una salud eterna.

El mito de la belleza, Naomi Wolf
 

Impacto psicológico

El mensaje social del canon de belleza que se nos impone provoca un impacto psicológico que junto a variables individuales y familiares pueden cristalizar en un TCA.

Sin llegar a desarrollar un TCA, este mensaje social de un canon ideal de belleza muy alejado de la realidad influye directamente en la autoestima, en nuestra manera de relacionarnos con los demás, y en definitiva nuestra forma de querernos y aceptarnos y de querer y aceptar al otro.

El primer sistema relacional al que pertenece el individuo es la familia que, a su vez, pertenece a un sistema relacional más amplio que es la sociedad. Individuo, familia y sociedad están interconectados entre sí, y a su vez, estos subsistemas interaccionan entre sí de una manera bidireccional. Esta idea nos hace romper el mito de que el individuo está solo frente a la sociedad. El individuo es parte de la sociedad y como tal no solo es influido por ella, sino que influye en ella. Uniéndonos tenemos la capacidad de generar cambios en la sociedad.

 

 

<< Toda esta rama de perfección antinatural no ha quedado impune ya que la acción-reacción del opuesto ha dado sus resultados. Hay cuentas que han sido creadas a propósito para combatir esta preocupación, las cuales muestran diversidad corporal y la visibilización de cuerpos no normativos con el fin de que poco a poco puedan desestructurar el ideal de belleza actual. >>

En Itad podemos ayudarte.

Contenido Relacionado:

Nuestra Salud Mental a la vuelta de vacaciones

Nuestra Salud Mental a la vuelta de vacaciones

En cada persona la vuelta de vacaciones también puede representar tanto un intento de cambio o una crisis significativa en cuestiones individuales, espirituales, o en su relación de pareja, como también una vuelta a lo de siempre sin atisbo de cambio, con el grado de estrés o incertidumbre que eso provocaba antes de las vacaciones.

0 comentarios