Tratamiento para la adicción a la cocaína

por | 15 Feb, 2018 | Adicciones

El objetivo de este artículo es dar a conocer cómo es el tratamiento para la adicción a la cocaína desde la terapia familiar y qué es lo que garantiza su éxito.

Hoy en día, a pesar de los aparentes esfuerzos de los gobiernos, el consumo de cocaína sigue aumentando y se ha constituido en una práctica habitual y extendida en los países Europeos. En relación a España, el consumo de cocaína sigue siendo mayor en adultos que en adolescentes.

¿Cuáles son los principales signos y síntomas de la adicción a la cocaína?

Una persona es adicta a la cocaína o dependiente de la cocaína (cocainómano/a), cuando padece un conjunto de signos y síntomas (físicos y psicológicos) relacionados con el estado de intoxicación periódica o crónica producida por el consumo repetido de la sustancia, caracterizado por:

  • Deseo intenso o necesidad de consumir cocaína (compulsión)
  • Tendencia a incrementar la dosis (Tolerancia)
  • Aparición de signos y síntomas de dependencia psicológica y física

Signos y Síntomas principales:

  • Heridas y sangrado de la mucosa nasal
  • Dilatación de las pupilas (Midriasis)
  • Sudoración
  • Nerviosismo
  • Tics principalmente en el rostro
  • Alteraciones del sueño (insomnio) y de la alimentación
  • Cefaleas crónicas
  • Hipertensión arterial
  • Riesgos de problemas cardiovasculares graves (infarto e ictus)
  • Anhedonia ( Imposibilidad de sentir placer)
  • Malestar o disforia tras el cese de consumo
  • Aumento del rendimiento y disminución de la sensación fatiga
  • Alteraciones en la capacidad crítica y discriminativa
  • Aumento de la fluidez verbal
  • Ansiedad e irritabilidad
  • Sentimiento de persecución
  • Desconfianza
  • Delirios de persecución
  • Alucinaciones
  • Otros

¿En qué consiste el Tratamiento para la Adicción a la Cocaína? Modelo ITAD

Principios básicos a tener en cuenta

  • En el modelo Sistémico, las personas siempre son observadas desde un punto de vista relacional e interaccional, dónde los síntomas son el producto de una secuencia de intercambios disfuncionales entre los miembros del sistema.
  • La adicción a la cocaína es considerada como una disfunción o problema del sistema familiar que desencadena un desequilibrio en su funcionamiento y a su vez, en otros casos, es el individuo el que empieza a consumir en cantidades significativas, provocando un desequilibrio en la familia y en sus relaciones.
  • La familia y la pareja, siempre que sea posible son necesarios para el tratamiento ya que son parte del problema y de la solución.
  • Se intervine sobre los patrones disfuncionales de interacción y comunicación familiar y de la pareja, a fin de construir modos de relación más sanos, sin que la sustancia este presente.
  • Se promueve el compromiso y se fomenta la adherencia al tratamiento para la adicción a la cocaína tanto por parte de la familia como de la persona adicta a la cocaína (cocainómano) para que el adicto abandone o deje la cocaína defenitivamente.

Pasos en el Tratamiento para la Adicción a la Cocaína.

Primer paso: Se aborda el motivo de consulta que ha desencadenado la crisis individual, de pareja o familiar (Consumo desenfrenado, agresividad, deterioro físico-Psíquico y de las relaciones familiares, etc).

Normalmente, suele ser la familia o la pareja quién solicita la ayuda.

Segundo paso: Se realiza la primera entrevista en la cual contaremos con la participación y colaboración de la familia o pareja, quiénes siempre nos darán información relevante que nos permita cotejar con lo que nos dice el paciente identificado.

Además esta modalidad de entrevista nos sirve, como un espacio para el trabajo emocional familiar en primera instancia, con el fin de reducir o eliminar tensiones e ir reparando progresivamente las heridas provocadas por la presencia de la cocaína en sus vidas.

También, se ofrecen ciertas indicaciones y pautas de cómo manejar esta primera etapa del tratamiento.

En este mismo paso, si el adicto se niega acudir al tratamiento se le solicita a la familia o pareja que acudan ellos solos a fin de conocer otras pautas dirigidas a traer al adicto a consulta.

Se evalúa la presencia de Patología Dual (Adicción y Trastornos de la Personalidad. Adicción y Trastorno Bipolar, Adicción y Trastorno de Conducta alimentaria, etc incluida la Adicción a otras drogas) y se procede a tratarla de forma conjunta.

Tercer paso: Dependiendo el caso, se indica desintoxicación ambulatoria o en su defecto, y según la gravedad del problema, desintoxicación con Ingreso Hospitalario para su inicio inmediato.

En los casos que no requiera desintoxicación se inicia un proceso psicoterapéutico.

Cuarto paso: Genograma, Construcción de hipótesis y diagnóstico.

Quinto paso: Una vez finalizada la desintoxicación, se continúa con un programa para la deshabituación y rehabilitación que incluye terapia individual, de pareja, de familia y grupal (Según cada caso). Además se indica un tratamiento psicofarmacológico en función de la valoración de los especialistas.

En ambos casos, es necesario que la persona reconozca el problema y sus consecuencias, dada la negación que hace todo adicto de su consumo. Desde este punto, se inicia una exploración de la motivación para el cambio, ajustándose a la realidad de cada situación.

Se abordan los distintos problemas individuales y relacionales que precedieron a la adicción y los factores que la han mantenido.

Se realizan análisis de detección de drogas de forma periódica.

Sexto y último paso: Programa de seguimiento con una duración de 4 años, a fin de supervisar situaciones de riesgo, o posibles recaídas.

¿Qué importancia tiene la terapia grupal en la Adicción a la Cocaína? Modelo ITAD

La evidencia científica ha demostrado que la terapia de grupo es el componente más efectivo del tratamiento ambulatorio en adicciones y crucial para la prevención de recaídas.

¿Por qué?

La terapia de grupo en la Adicción a la cocaína incide en uno de los síntomas más importante, la negación.

Además le permite a la persona adicta a la cocaína compartir y sentirse identificado con otras personas, comunicar libremente sus necesidades sin miedo a ser juzgado y hacer una valoración crítica de sí mismo y su situación, al verse reflejado en el resto de los miembros del grupo.

Otro factor de vital importancia que facilita la terapia grupal en la adicción a la Cocaína es el compromiso individual de cambio. “La presión grupal ayuda a fomentar dichos cambios”

A su vez, el grupo sirve de apoyo social y relacional, debido a que cuando la persona deja el consumo también pierde aquellas relaciones vinculadas a la adicción.”La terapia grupal facilita que la persona no se sienta sola y aprenda a relacionarse con personas no vinculadas al consumo”

Finalmente, el grupo funciona como un todo, donde cada miembro es un pilar esencial para que ese todo siga avanzando sin dejar a nadie atrás.

Las terapias grupales incluyen a las familiar con una frecuencia quincenal.

¿Tratamiento del Síndrome de Abstinencia de la cocaína?

El síndrome de abstinencia se convierte en un obstáculo pero a la vez en uno de los primeros pasos para dejar la cocaína.

En cuanto a la duración de los síntomas dependerá de la cantidad de consumo, y el tiempo que se lleve consumiendo.

De forma general, se caracteriza por ansiedad, depresión, irritabilidad, insomnio, pánico, agitación, nauseas, taquicardias, intolerancia a la luz, temblores, frio, rabia, frustración, ansia de consumir, alucinaciones, delirios, sudoración, enlentecimiento, alteraciones sensoriales, otros.

Durante la primera fase de la abstinencia predominará el deseo de consumo de la sustancia (primeras horas o días), en la segunda fase desciende el deseo de consumo y predomina el abatimiento, apatía y anhedonia (2ª y 3ª semana). A su vez, en esta fase puede a aparecer la necesidad compulsiva (craving) de consumir sin ningún estímulo externo.

El craving es el responsable de la mayor parte de recaídas en esta fase.

El plan de tratamiento para el síndrome de abstinencia siempre debe ser individualizado y personalizado.

Para atenuar la sintomatología predominante se procederá a la utilización de psicofármacos.

¿Tratamiento farmacológico para la adicción a la cocaína?

Según la Guía de Práctica Clínica sobre el tratamiento (Agencia de Salud Pública de Catalunya), no existe un agente farmacológico específicos de eficacia comprobada para el tratamiento para la adicción a la cocaína, pero si existen distintos medicamentos que pueden ayudar a dejar la cocaína.

Por ejemplo;

  • Los Antidepresivos también han demostrado su eficacia en el tratamiento de la dependencia a la cocaína. Mientras que la fluoxetina no tiene un efecto en la reducción del consumo, el resto de antidepresivos en conjunto sí consigue reducirlo como por ejemplo la desipramina.
  • En pacientes con una patología psiquiátrica comórbida a la dependencia de la cocaína se recomienda el uso de antipsicóticos. En este tipo de pacientes hay más experiencia con risperidona y olanzapina.
  • El Disulfiram, ha demostrado su eficacia en personas con dependencia alcohol asociada a la cocaína. Borja Cuellar

“La eficacia y éxito de cualquier tratamiento para la adicción a la cocaína, dependerá de que el paciente, la familia y la pareja trabajen conjuntamente en la misma dirección y siga las indicaciones médicas, psiquiátricas y psicológicas.”

ITAD centro de rehabilitación y tratamiento para las adicciones, ha desarrollado un Tratamiento para la adicción a la cocaína en Madrid con un modelo Sistémico integral y personalizado dirigido a ayudar, tanto a las personas que no han podido dejar la cocaína, como aquellas que lo han intentado con otros modelos de tratamiento y han vuelto a recaer. De igual forma, se aborda e integra en el tratamiento para la adicción a la cocaína a la familia, pareja o entornos más significativos que están afectados por el problema y contribuyen a su solución.

Eduardo brik y Borja cuellar

Artículo, escrito por Eduardo Brik y Borja Cuellar

Eduardo Brik

Eduardo Brik

Director de ITAD y  del “Máster en Terapia Familiar Sistémica”

Presidente “Asociación Terapias Sin Fronteras”

eduardobrik.com

Correo: eduardobrik@itadsistemica.com

 

Borja Cuellar

Borja Cuellar

Licenciado en Psicología por la Universidad Camilo José Cela.

Máster oficial de Psicología clínica y de la Salud (UCJC).

Autor del Blog   “Qué piensa un psicólogo”

Share This