91 429 94 00 info@itadsistemica.com
Terapia Familiar en los Trastornos de la Conducta Alimentaria

La Terapia Familiar Sistémica ha demostrado que la familia y sus relaciones son elementos claves en el funcionamiento de sus miembros, en el surgimiento de sus problemas y en sus soluciones.

Cuatro pilares determinan la funcionalidad o disfuncionalidad de un sistema familiar: sus actuaciones, la estructura, el ciclo vital familiar e individual de sus miembros, el tipo de comunicación y el clima emocional dominante.

En el caso de los Trastornos de Conducta Alimentaria, no se debe atender solo a los síntomas más visibles (pérdida de peso, restricción alimentaria, atracones, etc) como un patrón de conducta disfuncional, sino también le van a servir a la persona para expresar “gritar” que algo del sistema no funciona bien.

Si solamente se incidiese en los síntomas más superficiales como hacen otras terapias, nuestra idea como psicoterapeutas se quedaría reducida a una de las partes, y no al todo, lo que mantendría el problema, aunque los síntomas se viera reducida durante un tiempo.

Por ello, la terapia familiar en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria es imprescindible, ya que ayuda a entender la globalidad del problema, atendiendo a cambios más estructurales y profundos que la simple conducta sintomática que se podría considerar como la punta del iceberg.

 Entidad de referencia en España y a nivel Internacional con más 30 años de experiencia en la Formación y aplicación de Tratamientos en Terapia Familiar en Madrid

Preguntas más frecuentes

¿Qué se espera conseguir con la Terapia Familiar en los trastornos de la conducta alimentaria?
  1. Ayudar a reducir los síntomas en torno a la comida y el peso por medio del cuidado y no del control.
  2. Generar nuevos vínculos basados en la seguridad  que permitan a la persona comunicarse sin necesitar el síntoma.
  3. Conseguir que la familia/sistema desarrolle nuevas estrategias para adaptarse a posibles cambios o crisis vitales en aras de conseguir una evolución funcional y así, prevenir recaídas de cualquiera de sus miembros.
¿Cómo se lleva a cabo la Terapia Familiar en los trastornos de la conducta alimentaria?

Las sesiones familiares son esenciales para conseguir que el/la paciente establezcan de nuevo una relación sana con la comida y el peso.

Tras la primeras interacciones de el/la paciente con el/la psicoterapeuta, se procede a trabajar conjuntamente con los miembros de la familia ya que ayudan a comprender el cuadro al completo del problema que se presenta (Trastorno de la Conducta alimentaria), quienes se convertirán en los responsables de gran parte del tratamiento mediante la contención y eliminación de los síntomas, y son los que se encargarán de generar nuevas realidades donde todos/as se sentiran conforme dentro del sistema.

¿Qué puedo hacer sí, Mi hija/o, pareja, amiga/o, madre o padre, niega que tenga ningún problema con la comida?
  • Primer paso: ponerte en contacto con un centro especializado ITAD en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria.
  • Segundo paso: acudir al centro especializado a pesar de que el familiar o amigo/a no quiera venir, con el fin de recibir las pautas necesarias según el caso.
  • Tercer paso: seguir las pautas, las cuales te ayudarán a cambiar la relación y el posicionamiento que tienes frente a tu familiar o amigo/a afectado/a.
  • Cuarto paso: la experiencia muestra que finalmente el paciente acude con su familiar e inicia el tratamiento incluso «A regañadientes».
  • Quinto paso: los/as psicoterapeutas especializados en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria aplicarán las técnicas necesarias para que el paciente se involucre en el tratamiento.

Preguntas más frecuentes

¿Qué se espera conseguir con la Terapia Familiar en los trastornos de la conducta alimentaria?
  1. Ayudar a reducir los síntomas en torno a la comida y el peso por medio del cuidado y no del control.
  2. Generar nuevos vínculos basados en la seguridad  que permitan a la persona comunicarse sin necesitar el síntoma.
  3. Conseguir que la familia/sistema desarrolle nuevas estrategias para adaptarse a posibles cambios o crisis vitales en aras de conseguir una evolución funcional y así, prevenir recaídas de cualquiera de sus miembros.
¿Cómo se lleva a cabo la Terapia Familiar en los trastornos de la conducta alimentaria?

Las sesiones familiares son esenciales para conseguir que el/la paciente establezcan de nuevo una relación sana con la comida y el peso.

Tras la primeras interacciones de el/la paciente con el/la psicoterapeuta, se procede a trabajar conjuntamente con los miembros de la familia ya que ayudan a comprender el cuadro al completo del problema que se presenta (Trastorno de la Conducta alimentaria), quienes se convertirán en los responsables de gran parte del tratamiento mediante la contención y eliminación de los síntomas, y son los que se encargarán de generar nuevas realidades donde todos/as se sentiran conforme dentro del sistema.

¿Qué puedo hacer sí, Mi hija/o, pareja, amiga/o, madre o padre, niega que tenga ningún problema con la comida?
  • Primer paso: ponerte en contacto con un centro especializado ITAD en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria.
  • Segundo paso: acudir al centro especializado a pesar de que el familiar o amigo/a no quiera venir, con el fin de recibir las pautas necesarias según el caso.
  • Tercer paso: seguir las pautas, las cuales te ayudarán a cambiar la relación y el posicionamiento que tienes frente a tu familiar o amigo/a afectado/a.
  • Cuarto paso: la experiencia muestra que finalmente el paciente acude con su familiar e inicia el tratamiento incluso «A regañadientes».
  • Quinto paso: los/as psicoterapeutas especializados en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria aplicarán las técnicas necesarias para que el paciente se involucre en el tratamiento.

ESPECIALISTAS

Tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria

Carmen Bermúdez

Directora de la unidad de Tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Psicóloga Clínica. Terapeuta Familiar

Mónica Pablos

Psicóloga de la unidad de Tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Terapeuta Familiar

Eglée Iciarte

Psiquiatra de la unidad de Tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Cristina GIl

Psicóloga de la unidad de Tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Terapeuta Familiar

Centro reconocido por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Número de Registro: CS9838

Ponte en contacto con nosotros/as.

Si hay problemas, hay soluciones