91 429 94 00 info@itadsistemica.com

Adicción a la Cocaína. Tratamiento en Adicciones

por | 26 Mar, 2018 | Tratamiento

Este artículo tiene como objetivo dar a conocer los signos y  síntomas de la adicción a la cocaína, sus efectos a corto y a largo plazo, su relación con la patología dual  y el consumo de alcohol.

¿Qué es una adicción?

USO-ABUSO- TOLERANCIA- SÍNDROME DE ABSTINENCIA-DEPENDENCIA

La curiosidad, el disfrute de nuevas sensaciones, la necesidad de evadirte de los problemas te llevaron a consumir cocaína, con el paso del tiempo se ha convertido en algo cotidiano de los fines de semana y también entre semana, necesitas cada vez más cantidad para conseguir los mismo efectos, y si no consumes cocaína tienes ansiedad, irritabilidad, insomnio, temblores, nauseas, etc.

Además, has ido perdiendo poco a poco el interés por las personas que te rodean, te has distanciado de tu familia o discutes con ellos, has cambiando de forma paulatina tus hábitos y comportamientos diarios, has dejado de hacer actividades que hacías antes, tu vida se centra en el cuándo y cómo poder consumir cocaína.

Si es así, tienes un problema  que  se llama adicción a la cocaína.

En resumen, pasos que indican que hay una dependencia a la cocaína:

  • Fuerte deseo o necesidad de consumir cocaína.
  • Dificultades para controlar dicho consumo.
  • Necesitas consumir cada vez más.
  • Síndrome de abstinencia al interrumpir o reducir el consumo.
  • Perdida del interés de todas aquellas actividades que no tengan que ver con la obtención y consumo de la cocaína.
  • Intentar dejar de consumir y no poder.

¿Cuáles son los efectos a corto y a largo plazo del consumo de cocaína? Consecuencias

Los principales síntomas y signos de la adicción a la cocaína suponen cambios a nivel  físico,  emocional, cognitivo-neurológico, comportamental, relacional y familiar.

  • Heridas y sangrado de la mucosa nasal.
  • Dilatación de las pupilas (Midriasis).
  • Sudoración.
  • Tics principalmente en el rostro.
  • Alteraciones del sueño (insomnio) .
  • Cefaleas crónicas.
  • Hipertensión arterial.
  • Riesgos de problemas cardiacos y cerebrovasculares graves (infarto e ictus).
  • Anhedonia (Imposibilidad de sentir placer).
  • Malestar o disforia tras el cese de consumo.
  • Aumento del rendimiento y disminución de la sensación fatiga.
  • Alteraciones en la capacidad crítica y discriminativa.
  • Aumento de la fluidez verbal.
  • Ansiedad e irritabilidad.
  • Desconfianza
  • Delirios de persecución.
  • Alucinaciones
  • Psicosis
  • Depresión.
  • Pérdida de peso y malnutrición.
  • Euforia
  • Disfunciones sexuales.
  • Otros

Factores de riesgo del consumo de cocaína

Los factores de riesgo son variables, atributos o características  individuales, familiares, situacionales o contextuales que incrementan la probabilidad del uso y/o abuso del  consumo de cocaína y provocan que ese consumo se mantenga en el tiempo.

Factores de riesgo  Individuales

  • Baja asertividad.
  • Bajo rendimiento y fracaso escolar o laboral.
  • Elevada necesidad de aprobación social.
  • Dificultad para el manejo del tiempo libre.
  • Déficit de habilidades para tomar decisiones o resolver problemas.
  • Actitud favorable hacia el consumo de drogas.
  • Expectativas positivas respecto a las consecuencias del consumo.
  • Baja autoestima.
  • Elevada necesidad de búsquedas de sensaciones.
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • Agresividad.
  • Maltrato físico, sexual y psicológicos.
  • Problemas psicológicos (Trastorno bipolar, TDAH, Depresión, consumo de otras drogas, etc).
  • Presión del grupo hacia el consumo.
  • Relaciones sociales que consumen drogas.

Factores de riesgo familiar

  • Bajo control familiar.
  • Baja cohesión familiar.
  • Actitud parental favorable al consumo de sustancias toxicas.
  • Conflictos familiares.
  • Clima afectivo inadecuado.
  • Estilo educativo familiar.
  • Consumo de cocaína por parte de los padres.

Factores de Riesgo Contextuales

  • Disponibilidad y fácil acceso de las drogas.
  • Tolerancia social hacia el consumo de drogas.
  • Falta de recursos, difusión o facilidades para un ocio saludable.
  • Promoción de un consumo legal y permisividad social.
  • Clima social (competitividad, búsqueda de éxito, entre otros).

Patrón de consumo del Cocainómano/a

La gravedad de la adicción a la cocaína puede variar en función del patrón de consumo de la persona.

  • Personas que consumen en eventos sociales de forma esporádica.
  • Personas que consumen los fines de semana de forma periódica con los/as amigas/os o solos/as, los/as.
  • Personas que consumen dos o tres veces a lo largo de la semana, aumentando el consumo el fin de semana.
  • Personas que consumen más de dos o tres veces a largo de la semana.
  • Personas que consumen una vez todos los días.
  • Personas que consumen más de una vez todos los días de la semana.

Todas estas modalidades de consumo en su gran mayoría van a aumentar la tolerancia y dependencia a la cocaína.

Sí dicho consumo va a asociado al abuso del alcohol y otras drogas, la persona adicta se enfrenta a un mayor riesgo de sufrir problemas psicosociales o de salud física graves.

Adicción a la Cocaína y Consumo de alcohol

¿Qué sucede cuando se mezcla el alcohol con la cocaína?

Cuando estas sustancias se consumen simultáneamente, por un lado se multiplica su consumo (intensidad, frecuencias, cantidad) y por otro, produce efectos devastadores a nivel psicológico y físico.

El alcohol  es depresor del sistema nervioso y la cocaína es un estimulante, su combinación, incrementa la toxicidad, de ambas sustancias.

A su vez, el adicto va a utilizar ambas sustancias para no enfrentarse al síndrome de abstinencia de cada una de ellas por separado, lo que provocara una mayor cronicidad de adicción a dichas sustancias.

Las personas que consumen cocaína normalmente tienen un patrón histórico de adicción al alcohol o a la nicotina.

Adicción a la Cocaína y patología dual

Existe una alta prevalencia de trastornos psiquiátricos y psicológicos en los consumidores de cocaína.

El término de Patología Dual hace referencia a la situación en la cual coexiste un trastorno psiquiátrico  junto a la adicción de sustancias (adicción a la cocaína).

 

La comorbilidad del abuso/dependencia (adicción) de cocaína con una enfermedad mental empeora el pronóstico de ambas.

¿Cuáles son los trastornos psicológicos que tienen una relación directa con el consumo de cocaína?

Cocaína. Guías clínicas socidrogalcohol basadas en la evidencia científica (2008).

  • Trastorno psicótico inducido por el consumo de cocaína (alucinaciones o ideas delirantes por la intoxicación o síndrome de abstinencia de dicha sustancia).
  • Delirium por intoxicación por cocaína (reducción de la capacidad para mantener o dirigir la atención, deterioro de la memoria, desorientación y alteraciones del lenguaje y la percepción).
  • Trastornos de ansiedad (pueden aparecer durante la intoxicación o el síndrome de abstinencia y presentar diferentes cuadros clínicos como por ejemplo ansiedad generalizada, ataques de pánico, fobias, obsesiones, compulsiones, etc.
  • Trastornos del estado de ánimo (dependiendo el contexto en el que aparezcan los síntomas la persona puede presentar síntomas depresivos con síntomas maníacos o mixtos, que superan en intensidad y gravedad a los que habitualmente aparecen en la intoxicación y la abstinencia. El trastorno límite de la personalidad presenta una alta comorbilidad con el consumo de cocaína).
  • Trastornos sexuales (tras el consumo de cocaína y posteriormente la adicción a ésta, la alteraciones sexuales van a estar presente en una o varias fases de la respuesta sexual (deseo, excitación y orgasmo) o por la presencia de dolor durante el coito.
  • Trastornos del sueño (el insomnio está directamente relacionado con el consumo de cocaína y el síndrome de abstinencia, mientras que la hipersomnia está relacionada con la abstinencia).
  • Trastornos de personalidad (López y Becoña (2006) sitúan la prevalencia entre 74% de consumidores de cocaína siendo los trastornos de personalidad más prevalentes: el límite, el antisocial, el histriónico, el narcisista, el pasivo-agresivo y el paranoide).
  • Esquizofrenia ( Kaplan y Sadock (1995) señalan que entre el 12% y el 30% de los esquizofrénicos abusan de la cocaína y sugieren que lo hacen para combatir los síntomas negativos de la enfermedad, los trastornos depresivos postpsicóticos y los efectos de los antipsicóticos).
  • Trastornos del Control de los Impulsos (el consumo de cocaína puede ser comórbido con la ludopatía, sexo compulsivo, compradores compulsivos, etc).
  • Trastornos orgánicos cerebrales (Suelen aparecer con el consumo crónico de cocaína y muy especialmente con factores como la cantidad, la frecuencia, vía y tiempo de consumo, como por ejempla accidentes cerebrovasculares, ictus, etc.

 

¿Cómo puedo ayudar a mi pareja, hermano/a, amigo/a) a dejar la cocaína?

  • Primer paso: Ponerte en contacto con un centro especializado en el tratamiento para la adicción a la cocaína – ITAD-
  • Segundo paso: Acudir al centro especializado a pesar de que el familiar o amigo/a adicto a la cocaína o con sospechas de abuso grave no quiera venir, con el fin de recibir las pautas necesarias.
  • Tercer paso: Seguir las pautas, la cuales te ayudaran por una lado a cambiar la relación actual que tienes con la persona adicta a la cocaína y por otro, para intentar convencerla para que acuda al centro especialidad.
  • Cuarto paso: La experiencia muestra que finalmente el paciente acude con su familiar aunque inicia el tratamiento incluso “A regañadientes” que sucede en muchos casos y que los profesionales especializados se encargan de que finalmente pueda adherirse al programa de tratamiento.
  • Quinto paso: El personal especializado del centro ITAD, junto a la familia y el paciente adicto consiguen que se inicie el tratamiento de la adicción a la cocaína siendo este personalizado e integral.

Eduardo Brik y Borja cuellar

Artículo, escrito por Eduardo Brik y Borja Cuellar

Eduardo Brik

Eduardo Brik

Médico Psicoterapeuta

Director de ITAD y  del “Máster en Terapia Familiar Sistémica” y presidente de la Asociación “Terapias Sin Fronteras”
Web: https://eduardobrik.com
Correo: info@itadsistemica.com

Borja Cuellar

Borja Cuellar

Psicólogo

Licenciado en Psicología (UCJC)
Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud (UCJC)
Autor del Blog: “Que piensa un psicólogo”

Post Relacionados