91 429 94 00 info@itadsistemica.com

Dependencia al teléfono móvil (Enfoque Sistémico)

por | 26 May, 2017 | Tratamiento

El teléfono móvil se ha convertido en un elemento esencial de nuestro día a día.

Desde sus inicios hasta la actualidad, la revolución digital ha ido modificando nuestros entornos sociales y culturales promoviendo nuevos patrones de comportamiento que, en muchos casos se pueden convertir en disfuncionales.

Tras la aparición de Internet y muy concretamente de los smartphones y sus múltiples funciones, nunca había existido hasta el presente un elemento tan invasivo e importante en la  vida de la personas, hasta el punto de convertirse en un instrumento  que genera relaciones de dependencia y al mismo tiempo, apego emocional al objeto “mágico”.

Si no disponemos de él, ya sea porque lo hemos perdido u olvidado en casa o en el trabajo nos provoca malestar, nerviosismo, sensación de desconexión y vulnerabilidad, a tal punto que pensamos que no podremos desenvolvernos de forma eficaz y efectiva en cualquier situación.

Su uso compulsivo, repetitivo, inadecuado y sin control, está causando problemas tanto en las relaciones laborales, como en las parejas, familias, amistades y en las áreas de enseñanza.

“Jefes, familiares, amigos/as y profesores se quejan del uso inadecuado que se hace del teléfono móvil en sus ámbitos de actuación”

Los atributos interactivos, tecnológicos y sus valores añadidos, como su fácil accesibilidad y la inmediatez que nos brinda su uso, favorecen que empleemos el teléfono móvil de forma inadecuada y descontrolada.

Lo que comenzó siendo un medio para comunicarnos, ampliar nuestras relaciones interpersonales con más frecuencia, y aumentar el rendimiento laboral, con el paso del tiempo y la intensidad de su uso, se ha convertido en un grave problema que sin ser conscientes,  nos ha llevado y lleva a perder el control sobre nuestras propias acciones.

Prima el interés utilitario de los servicios que brinda el teléfono móvil por encima de las relaciones humanas, del interés por vernos, encontrarnos, conversar, sonreír, tocarnos, abrazarnos, tener sexo, etc.

El teléfono móvil es una herramienta que nos ayuda y de ninguna manera una obsesión que nos controle.

Artículo, escrito por

Eduardo Brik

Eduardo Brik

Médico Psicoterapeuta

Director de ITAD y  del “Máster en Terapia Familiar Sistémica” y presidente de la Asociación “Terapias Sin Fronteras”
Web: https://eduardobrik.com
Correo: info@itadsistemica.com

Borja Cuellar

Borja Cuellar

Psicólogo

Licenciado en Psicología (UCJC)
Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud (UCJC)
Autor del Blog: “Que piensa un psicólogo”

Post Relacionados