91 429 94 00 - 615 96 96 50 info@itadsistemica.com

Resiliencia en Tiempos del Covid 19 

desde el Modelo Sistémico

EDUARDO BRIKEduardo Brik

Médico Psicoterapeuta. Terapeuta Familiar y Supervisor Docente . Director de ITAD  y Presidente  de «Terapias Sin Fronteras»

Director del «Máster en Terapia Familiar Sistémica» en Itad.

Eduardo Brik a los 27 años, tuvo que vivir escondido en Argentina durante varios meses, debido a la represión militar  que hubo antes y después del golpe de estado de 1976, que provocó la muerte y desaparición de muchos de sus compañeros y amigos, hasta que consiguió salir del País, migrando a Israel país en el cual vivió 6 años y trabajó en el campo de la psiquiatría y psicoterapia y fue activista  en movimientos por la paz en el conflicto palestino israelí. Posteriormente, migró a Madrid,  desde entonces lleva ejerciendo la psicoterapia Sistémica en el campo de las adicciones, transculturalidad y la terapia familiar y de pareja.

Web: https://eduardobrik.com
Correo: info@itadsistemica.com

Itad Sistémica

¿Qué importancia tiene la Resiliencia hoy?

Como sabemos, la resiliencia es la capacidad de recuperarse de la adversidad frente a una situación traumática, una pérdida o una catástrofe, saliendo fortalecido con mayores recursos, competencias y conexión emocional.

Es un proceso activo, de resistencia, construcción y autoafirmación.

La resiliencia se empezó a estudiar desde un enfoque individual en la década de los 80, donde se comprobó que el 30% de niños provenientes de hogares de familias desestructuradas, con problemas graves de alcohol, violencia o trastornos psiquiátricos, al cabo de 20 o 30 años habían desarrollado una vida normal y habían salido adelante (Werner y Smith, 1982).

Otras investigaciones llevadas a cabo por Fonaguy y cols. (1984) y Rutter (1993) confirmaron esto hallazgos.

La resiliencia se extendió también a los ámbitos: familiar, social, comunitario, educativo y psicológico, siendo reforzada por los descubrimientos de la neurociencia a partir de la década de los 90.

Las investigaciones de Boris Cyrulnik fueron claves en esta evolución. Otras contribuciones a la resiliencia fueron los estudios que se hicieron con supervivientes del genocidio de Ruanda, entre otros.

Viktor Frankl, psiquiatra de origen austriaco, víctima en los campos de concentración nazi y autor del libro “El hombre en búsqueda de sentido”, plantea: “un hombre se aferra a la esperanza porque asume por completo una responsabilidad hacia un ser humano que lo espera, hacia un trabajo que le queda por concluir, y por lo tanto no desperdiciara su vida”. Tuvo la esperanza de salir del campo y transmitir a sus alumnos/as en la universidad sus experiencias y aprendizajes del horror vivido en Auschwitz.

Anna Frank, en Holanda, vivió escondida de los Nazis durante más de dos años, pero encontró un sentido a la vida pensando qué iba a hacer cuando la guerra acabase.

La mayoría de las personas que han experimentado acontecimientos traumáticos en su vida, tratan de encontrar un sentido a dicho sufrimiento, lo que implica reconstruirse y comprometerse en una nueva dinámica.

Como podemos apreciar la resiliencia se activa ante el sufrimiento, el trauma o ante una pandemia como la del COVID 19, encontrando un sentido al sufrimiento y estando acompañado de un entorno familiar cálido, una red de amigos/as o figuras significativas en quien confiar.

¿Cómo Desarrollamos y Mantenemos la Resiliencia en Tiempos del COVID 19?

  • Manteniéndonos activos, reflexivos y sabiendo cómo comportarnos con el entorno.
  • Potenciando y utilizando las capacidades intelectuales frente a la adversidad.
  • Impulsando la cohesión familiar: manteniendo roles, jerarquías, límites y diferenciación entre los subsistemas.
  • Demostrando afecto, ternura y preocupación por el bienestar de los/as niños/as y de cada uno de los miembros de la familia.
  • Disponiendo de apoyo externo: profesores, familiares o amigos significativos (tutores de resiliencia), y de instituciones o grupos: escuelas, servicios de salud, servicios sociales, congregaciones religiosas u otros.

 Itad sistémica

¿El Estrés Postraumático nos afectará a todos/as?

La mayoría de la población presentará síntomas psicológicos comunes y transitorios: temor, miedo, ansiedad, insomnio, frustración, desesperación, variaciones en los estados de ánimo, que con el paso del tiempo y la evolución favorable de la pandemia, irán disminuyendo y desaparecerán.

Los síntomas que presentan o presentarán serán proporcionales al nivel de sufrimiento vivido, las pérdidas, el aislamiento en que se encuentra cada uno y la incertidumbre económica y laboral. Es importante que los profesionales de la salud y salud mental, no estigmaticen como patologías, estas reacciones psicológicas normales y transitorias, ni tampoco prescriban psicofármacos, sino que actúen con los principios de la psicoterapia sistémica e intervención en crisis.

Las personas más expuestas a sufrir estrés postraumático serán aquellas que estén en condiciones de mayor aislamiento, que tenían enfermedades físicas previas ( trastornos cardiovasculares, diabetes, cáncer, enfermedades respiratorias, entre otras), problemas psicológicos o trastornos de salud mental previos, aquellas que han estado en un periodo de estrés prolongado intenso o pertenecer a clases sociales o minorías desfavorecidas. Como sabemos, los síntomas del estrés postraumático son: depresión, ansiedad, recuerdos recurrentes del evento traumático, insomnio, flashbacks,  estados disociativos, amnesia, trastorno de impulsividad, etc.

Resiliencia en tiempo sde covid 19

Otros tipos de reacciones psicológicas se podrán presentar en aquellos que tuvieron pérdidas de familiares o amigos/as afectados por el COVID 19, que en la mayoría de los casos no se pudieron despedir o hacer un ritual de duelo.

Las personas que presentan síntomas de estrés postraumático que se prolonga más de un mes, deberán consultar con profesionales de la salud mental.

Cuando lo hayan superado, en la mayoría de los casos con ayuda profesional, las personas van a transformar su sufrimiento y su trauma en experiencias creativas, en encontrar un sentido a su existencia y son los que van a ayudar a construir y a reconstruir las sociedades.

En definitiva, son los que se transforman a sí mismos, siendo un potencial para la sociedad.

Las personas resilientes van volcarse en los demás como parte de su transformación y lucha para superar la adversidad.

resiliencia en tiempos de covid 19 desde el modelo sistémico

Estrategias para Desarrollar y Potenciar la Resiliencia en la Práctica de la Psicoterapia

  • Detectar las personas más afectadas por el COVID-19 y facilitar estrategias para afrontar los síntomas del estrés postraumáticos y/o del duelo.
  • Respetar en el confinamiento, la intimidad de cada uno de los subsistemas (individual, de pareja, de la fratría, de la relación filial de cada padre/madre con cada hijo/a y de la familia en su conjunto).
  • Establecer relaciones de apoyo, confianza y optimismo.
  • Potenciar el humor.
  • Intervenir de acuerdo a las particularidades de cada situación.
  • Fomentar actividades creativas, satisfactorias y de autocuidado.
  • Contactar, conversar y compartir las preocupaciones con amigos/as y familiares.
  • Buscar alternativas sanas ante reacciones interpersonales inadecuadas (gritos, aislamiento, malas contestaciones, críticas constantes, etc.).
  • Estar alerta e intervenir frente a posibles situaciones de maltrato en parejas y familias.
  • Detectar e intervenir en posibles situaciones de abuso o adicción al alcohol u otras drogas.

¿Cómo se potencia la Resiliencia a nivel Individual en el COVID-19?

  • Aumentando la generosidad y el altruismo.
  • Incrementando la cooperación y la ayuda.
  •  Aumentando la creatividad, dado que tenemos mayores necesidades y tiempo para la introspección.
  •  Fomentando el autocuidado: comer bien y sano, hacer ejercicio físico, cuidar la salud y las posibles enfermedades.
  • Controlando el consumo de alcohol.
  • Incorporando la comunicación digital, para trabajar y relacionarnos con nuestro entorno.
resiliencia covid 19

¿En qué consiste la Resiliencia Comunitaria en el COVID-19?

La resiliencia comunitaria es la capacidad, esperanza y espiritualidad de una comunidad a resistir las graves pérdidas y traumas que se ocasionan por una catástrofe, como en la pandemia del COVID-19. La resiliencia comunitaria se pone en marcha a través de medidas económicas, políticas, educativas, sanitarias y sociales, que favorezcan a la población y que están impulsadas por instituciones gubernamentales, no gubernamentales (ONG) e instituciones privadas.

Ha sido llamativo que, con el COVID-19 surgieron múltiples iniciativas resilientes de distintos sectores de la comunidad: profesionales de la cultura que ofrecen conciertos y actuaciones gratis a través de internet, profesionales voluntarios como: psicólogos, médicos o enfermeras que asisten a personas afectadas tanto por el virus o por las consecuencias del confinamiento; movimientos sociales del personal sanitario quienes difundieron vídeos de denuncias de las condiciones precarias de la sanidad pública, en la cual están trabajando para afrontar la pandemia, exigencia de aumentos salariales y mejores condiciones en personal de servicios esenciales anteriormente menospreciados (personal sanitario, de los supermercados, agricultores, transportistas, etc.), exigencia de organizaciones no gubernamentales contra el cambio climático quienes alertan que la próxima gran catástrofe de la humanidad va estar relacionada con el calentamiento global, entre otros.

La especie humana tiene memoria de epidemias, catástrofes y guerras y de todas ellas ha salido, habiendo sido la resiliencia comunitaria clave para ello.

El Coronavirus, llamado el Virus de la Globalización, ha viajado en avión, nos ha sorprendido a casi todos y se ha difundido casi simultáneamente por todo el planeta. Aún no existe una cura y tendremos que adaptarnos a vivir de otra manera durante los próximos años. Si no lo hacemos, iremos a una crisis existencial aún mayor, poniendo en riesgo la continuidad de la especie, sólo comparable con una destrucción nuclear o una catástrofe climática.

¿Qué Realidades y Comportamientos Resilientes Comunitarios surgieron con el COVID-19? 

  • Aplausos solidarios a las 20 horas de reconocimiento y agradecimiento al personal sanitario, bomberos, policías, trabajadores de los supermercados, tiendas de alimentación, farmacias y a todo el personal de los servicios esenciales.
  • Aplauso solidario por parte de los sanitarios cuando se producía y se produce un alta hospitalaria.
  • Descubrimiento de las fraternidades de las terrazas y balcones.
  • Surgimiento de canciones alegóricas como “Resistiré” y otras.
  • Implementación del humor como elemento clave de la resiliencia, tanto en redes sociales y medios de comunicación, como en programas como “Diarios de la Cuarentena”.
  • Creación de asociaciones de vecinos solidarios, que ofrecían y ofrecen ayuda en páginas de internet.
  • Médicos en paro o jubilados que se ofrecieron para ayudar en primera línea.
  • Psicólogos/as que se ofrecieron y ofrecen para atender a las víctimas del COVID-19, del confinamiento y de la desescalada.
  • Cartas anónimas de apoyo a enfermos hospitalizados.
  • Cartas compartidas en las redes sociales y medios de comunicación de familiares o amigos que no se pudieron despedir de los suyos.
  • Interiorización en la población que la salud es prioridad fundamental frente a la economía y a la diversión.
  • Clamor universal de la población en la necesidad de invertir de forma prioritaria en un ejército sanitario, científico y ecológico.
  • Cambio de concepto de energías renovables en energías esenciales, priorizando la bicicleta, el coche eléctrico y el transporte público.
  • Donaciones de empresas y particulares. 
  • Ofertas digitales de cursos, conferencias o clases gratis.
  • Múltiples voces reivindicativas que reclaman que “otros modelos de producción son posibles”.
  •  Entre otros.
Resiliencia de la covid modelo sistémico

¿Cómo se refleja la Resiliencia en el Plano Político?

  • Adoptando medidas económicas concretas para ayudar a personas, sectores más desfavorecidos y a la pequeña y mediana empresa.
  • Potenciando la solidaridad y la cooperación entre ciudades, regiones y países (ayudas europeas).
  • Tomando decisiones para la desescalada, contemplando la diversidad de situaciones, donde la salud sigue siendo la prioridad.
  • Priorizando en la salud el interés colectivo sobre la idea de libertad individual.
  • Alentando a la población al cumplimiento de las medidas de protección.
  • Estableciendo moratorias fiscales, aplazamiento de pago de alquileres, etc.
  • Otorgando créditos y préstamos a intereses bajos.
  • Implementando medidas urgentes contra el desempleo y fomentando salarios justos para los sectores más desfavorecidos.
  • Priorizar la contratación del personal sanitario y de investigación, y no admitir su despido.
  • Potenciar las industrias de energías esenciales (renovables).
  • Entre otros.

¿Cómo Favorecemos desde la Psicoterapia a la Resiliencia desde el Plano Social?

  • Alentando a solicitar un crédito, desarrollando un emprendimiento, solicitando una ayuda a organismos sociales, comunitarios, ONG’S , y a familiares o amigos, etc.
  • Ayudando a familiares y amigos que lo necesiten si está a nuestro al alcance.
  • Apoyando a las personas para que reclamen su lugar en el plano social, económico y laboral.
  • Alentando a participar en eventos sociales y comunitarios de apoyo.

“En caso de que tu voz no sea oída, reclama, déjate oír y lucha contra la adversidad”

«Los profesionales sanitarios y de la salud mental tenemos que implementar la resiliencia como un recurso fundamental en las psicoterapias»

«Las capacidades resilientes de una sociedad en una situación de crisis, se valoran de acuerdo a cómo ésta transforma un conflicto, problema o patología, en una solución»  Eduardo Brik

itadsistemica.com

914299400 - 615969650

info@itadsistemica.com