91 429 94 00 info@itadsistemica.com

La Influencia de la Familia en el Consumo de Alcohol en los Adolescentes

Hoy en día la presencia y el consumo de alcohol, se encuentran aceptados e integrados en cada uno de los eventos familiares o sociales vinculados a la cultura occidental.

Cuando se hace referencia o se piensa en el término “droga”, el alcohol no aparece como una de las primeras opciones, a pesar de su uso y efectos perjudiciales que presenta a nivel bio-psico-social,es decir, el adolescente incorpora como parte de su aprendizaje que el consumo de alcohol es algo normal y no sucede nada por hacerlo.

Se podría considerar que el consumo de alcohol en el adolescente no solo se establece por la relación entre él y la droga, sino por la interacción influyente del adolescente con sus entornos más próximos, sea la familia, los amigos/as y la cultura, que a través del mercado del alcohol, los medios, y las políticas permisivas alientan su consumo.

“La cultura del alcohol resulta ser la incultura del alcohol”

La influencia de la familia en el consumo de alcohol en los adolescentes.
imagen, vía unsplash

La curiosidad del adolescente por el alcohol, su aceptación a nivel familiar y social, la facilidad para evadirse de los problemas  y  la falsa creencia de que esta droga genera alegría, pasotismo, frena la timidez, nos hace más comunicativos y no produce dependencia, el consumo de alcohol en los adolescentes se ha convertido en una de las drogas legales más consumida.

 

“El alcohol ha sido y es considerado por la O.M.S. (Organización Mundial de Salud) una de las drogas más peligrosas a nivel bio-psico-social por encima de otras como por ejemplo cocaína, drogas de síntesis, o los derivados del cannabis”.

En ocasiones culpamos a la fácil accesibilidad que tienen los adolescentes a las bebidas alcohólicas, lo cual es importante pero no es suficiente para que estos acaben consumiendo dicha sustancia..

El consumo habitual y rutinario de las bebidas alcohólicas se encuentra arraigado en las costumbres, valores, y normas sociales, las cuales se transmiten de una generación a otra, convirtiéndose en un elemento esencial e imprescindibles en todos los encuentros sociales.
Si dicho consumo con el paso del tiempo se intensifica y se une a los problemas específicos psicológicos (individual, familiar, de pareja) que pueda tener el adolescente, se puede convertir en un grave problema donde su consumo que en un principio era lúdico o social, se transforma en necesidad, dependencia y preocupación continúa por consumir dicha sustancia con el objetivo experimentar su efectos.

En esta misma línea, el sistema familiar juega un papel fundamental tanto fomentando su consumo a nivel social como impidiéndolo.

ITAD tiene como objetivo, romper con los estigmas y acabar con las ideas equivocadas para dar solución a dicha situación, cambiando las reglas del juego que mantiene el síntoma alcohol y así, de esa manera poder hacer frente a los diversos problemas que produce el alcoholismo en el adolescente, siendo éste muy diferente al alcoholismo del adulto.

“Cada uno de los miembros de la familia desempeña un papel esencial en el tratamiento de la adicción a alcohol, es parte del problema y también de la solución”.

Eduardo Brik

Eduardo Brik

Médico Psicoterapeuta y Director de ITAD

Eduardo Brik .com

Borja Cuellar

Borja Cuellar

Licenciado en Psicología, Máster en Psicología Clínica.

Autor del Blog “Que piensa un psicólogo”

¿Quieres recibir nuestros artículos periódicamente? Suscríbete a nuestra Newsletter

Share This